LAS PERSONAS LGBT+ EN EL MUNDO, ENTRE BODAS Y PENAS DE MUERTE